Home » FanFics » FanFic 30 – Tres no son multitud.

FanFic 30 – Tres no son multitud.

Por: Marumi.

Tres no son multitud.

Él siempre lucía tan sonriente, tan feliz y animado. Sus dibujos, a pesar de que no eran muy normales, lograban transmitir el sentimiento y el esfuerzo que Kian ponía en cada uno de ellos. Nosotros dos, siendo sus amigos, de inmediato nos dimos cuenta de que algo andaba mal. Él ya no parecía el mismo tonto alegre, ni siquiera quería salir de su cuarto y eso nos preocupó, especialmente a Kat. En ocasiones lo habíamos visto de una manera similar a la de ahora, pero eso sólo era porque no tenía dinero para comprar más productos BL. Pero aún así, se sentaba frente a la computadora y leía todos los mangas yaoi que quería, hasta la madrugada. Después de todo eso, seguía con esa sonrisa impecable… No lo comprendo Kat, y estoy seguro de que tú tampoco, puedo verlo en esa expresión. ¿Por qué será que… Kian ya no quiere dibujar?

  • Buenos días Kat.
  • Hola Micca.
  • Vamos, no estés tan deprimido, seguramente Kian se aburrirá de estar encerrado y saldrá en cualquier momento. Va a burlarse de ti si te ve con esa cara tan triste.
  • Si… seguramente dirá algo como “¿Estabas preocupado por mi? ¡Qué lindo!”

Esos dos tenían una historia más a fondo de la que yo conocía. Incluso llegaba a sentirme algo excluido, pero la verdad es que, trabajamos juntos durante tanto tiempo, y me acostumbre a sus modos depravados. Me sentía feliz, aún cuando no se los dijera. Era inevitable, soy alguien tímido, pero lo mejor de eso, es que ellos lo saben bien y no necesito de palabras para que puedan comprenderme. Así que… ¿por qué? ¿Por qué no puedo entenderlos a ellos? ¿Por qué no comprendo el dolor de Kian? ¿Estaré exagerando? No lo sé, tal vez sólo sea alguna tontería… Pero pensar de esa forma logra entristecerme.

Mientras me mantenía inmerso en mi mente, aún con el mal día Kat se las arregló para tocarme el trasero con su diestra. No sabía si debía estar feliz o enojado.

  • ¿Qué haces? Ahora tú estás con esa cara.
  • ¡Deja de tocarme ahí!
  • ¿Por qué? ¡es divertido ver cómo te sonrojas con algunas caricias!

Me limité a suspirar, mientras en mis labios, se formaban una pequeña curva. Estaba aliviado a pesar de todo. Pero era hora de volver al trabajo, así que  tome mis cosas y comencé a escribir en el teclado de la computadora que tenía enfrente. Demasiados pedidos, y esos dos no se acomedían.

  • Kat ¿Por qué no intentas ayudarme un poco? O si prefieres, ve a la habitación de Kian e intenta convencerlo de que venga a ayudarnos. Dile que si se queda en ese lugar tantos días Rei no lo verá para nada hermoso, y Atsushi no le dará de sus dulces.
  • Oye, tranquilo amigo, queremos ayudarlo, no crearle una crisis emocional.

 

 

  • ¡Yo soy el que tendrá una crisis si nadie me ayuda con esto! Necesito los dibujos de Kian…
  • ¿Sólo necesitas sus dibujos?
  • Eh… Bueno, yo…

“No, yo necesito a Kian” Era lo que en verdad quería decir. Pero simplemente, las palabras no salían de mi boca. Bajé la mirada sin comentario alguno. Kat respondió de manera agresiva. Me tomó por el brazo y me llevó directamente a su cama. Sin amabilidad, me lanzó sobre ésta y prosiguió a colocarse sobre mí, tomando mis muñecas para que no pudiera liberarme de esa atadura tan inquietante que aceleraba mis latidos. Él estaba molesto, pero dentro de esa mirada existía una ligera tristeza, asomándose. Aunque como siempre, arruinaba esos momentos con sus cosas pervertidas, pues sus ojos se volvieron los de un pervertido, mirándome de abajo a arriba. Casi comiéndome por completo.

  • Kat… Quí-quítate de encima.
  • No… Esto es algo divertido.
  • ¡Kat! ¡tengo que trabajar!
  • Estoy deprimido, así que consiénteme un poco.
  • No haré eso… deja de pedirme cosas tan extrañas.
  • Micca… ¿Cómo puedes estar tan tranquilo? Sin Kian, ¿no te sientes diferente?

“No eres el único” “yo también estoy aquí” “¿Acaso…no puedes verme?” Pero no pude decirlo de nuevo. Aún cuando quería gritarlo con todas mis fuerzas. Incluso levantarme de ese lugar y correr hacia Kian, y abrazarlo, sólo para después, darle un buen golpe en la cara por ser tan idiota, por hacer que nos preocupáramos por él. Quiero hacer tantas cosas, pero  ¿por qué no puedo? ¡Muévete! ¡Habla! ¡Grita! ¡Si no lo haces ahora! ¿¡Cuando!?

  • Kat…
  • ¿Qué?
  • Te lo diré por última vez. Quítate encima.
  • ¿Eh? Vamos, ¿no te hace feliz estar así conmigo? Podemos jugar un poco.
  • ¡Que te quites!

“Deja de mentir” “eso, no te va”. Después de aquello choque mi frente contra la de Kat en un intento por zafarme. Pero él sólo pudo soltar una de mis manos para cubrir la zona de su rostro que había golpeado. Así que, con esa mano, no tuve otra opción más que apretarle… ¡un pezón! *¿Enserio?*  ¡Si, lo hice! ¡Qué vergüenza!

Kat soltó un casi inaudible gemido, con las mejillas pintadas de rojo. Eso me permitió liberarme y correr directamente a la habitación de Kian. Abrí la puerta sin siquiera tocar y pude verlo. Él chico de lentes con su bote de helado entre las piernas, sentado frente a su televisión, viendo los dvd yaoi que había comprado hace poco. Y yo, con una gran expresión de enojo cuando él volteó a verme. Con un tono sereno, me dijo…

 

 

  • Hey, hola. ¿Qué te sucede? Pareces agitado ¿quieres sentarte aquí conmigo? Estoy en la parte del climax.
  • ¿Qué… estás haciendo?
  • Veo unas ovas. ¿Sabes lo sensual que gime este uke? ¡tienes que oírlo! Esta serie me está dando muchas referencias para nuevas ilustraciones.
  • ¡Pero qué demonios! ¿no estabas cruzando por una fuerte depresión?
  • Ah… eso. Bueno, supongo que me di cuenta de que estar así no sirve de nada. Quiero decir, no es nada hermoso, y tampoco es dulce. ¿Verdad?

Fue una gran sorpresa verlo sonreír de nuevo. Aunque no quiso contarme la razón de su tristeza, supuse que era algo que ya se encontraba en el pasado. No le di muchas vueltas al asunto, me senté junto a él y ambos, seguimos con esos videos que… ciertamente, eran muy atractivos.

  • Bienvenido a casa.
  • Ya estoy aquí. Gracias por esperarme Micca. ¡Tú también Kat!

Gritó Kian a la figura atontada que caminaba adentrándose a la habitación. Kat, como acostumbraba, se lanzó hacía Kian, y ambos, literalmente comenzaron a besarse y a tocarse en ciertas partes… bueno, ustedes entienden… Incluso trataron de hacer lo mismo conmigo ¡son tan pesados! ¡Y pervertidos! ¿Por qué tengo que ser víctima de acoso de estos dos?

  • Kian ¡te extrañe tanto, amor!
  • ¡Yo también me extrañe, mi dulce Kat!
  • ¿Por qué tengo que estar en medio de ustedes? no quiero sus besos ¡déjenme salir, tenemos trabajo!
  • Vamos Micca, sólo es un poco de amor, eres tan tsundere ¿Qué te parece si tomamos un baño todos juntos?
  • Ya estamos grandes para eso.
  • ¿Quieres saber que otra cosa es grande?
  • Kat, eso no me hace gracia… Ah, olvídenlo, hagan lo que quieran.
  • ¿Estás seguro?
  • ¡Kat, ve por el látigo!
  • ¿¡Pero qué demonios!?
  • ¡Es para un manga con toques masoquistas! Es muy atractivo para los lectores.
  • Suena bien, hay que intentarlo.
  • ¿Por qué no?
  • ¡Porqué no!

Y podría seguir peleando con ellos por toda la eternidad. Y la verdad, es que no me importaría. ¿Por qué dirán que tres personas son multitud en una relación? Yo creo que, en este caso, tres es el número perfecto.

 

 

NOTAS: Siendo sincera, esto lo termine a las 1:18 a.m de la fecha, 18 de marzo. El anuncio de Fanfict lo había visto una hora antes y no pude evitar ponerme a escribir en el acto. ¡Deseo a ese Makoto! O a ese Koujaku con Aoba <3 Aunque igual si no lo logré, estoy feliz de haber creado esta pequeña historia. Los personajes son muy creativos de verdad me gustan mucho y las felicito por hacer a esos tres, enserio logran llegar al corazón *u* Aún tengo más ideas para otra historia, así que, en cualquier momento me gustaría enviarles otra. ¡Gracias por leer mi Fanfic hecho a la carrera pero con mucho love! Con más calma y para la próxima, lo ilustrare, si se da la oportunidad. ¡Saludos y abrazos para todas!

 

SHARE WITH FRIENDS:  
        
          

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Name *
Email *
Website